Psicología

Acudir o no acudir al psicólogo/a…

Aún hoy en día surgen muchas dudas sobre acudir o no al psicólogo…

Aunque cada vez hay más personas que deciden acudir al psicólogo para solventar algún problema de nuestra competencia, sigue habiendo un porcentaje alto de otras que no tienen muy claro que labor desempeñamos e incluso dudan de la capacidad de los mismos para ayudarlos con algún hecho concreto.

Los psicólogos informamos, orientamos, asesoramos, realizamos acompañamientos y proporcionamos herramientas para ayudar a la persona a mejorar los aspectos psicológicos que le preocupan, a entenderlos, a analizarlos y a orientar para la propia búsqueda de soluciones. No imponemos, no juzgamos, no coartamos la libertad.

En el resto de Europa, nuestro trabajo es respetado y valorado enormemente. Es cada vez más habitual que presuman de tener psicólogo particular, lo entienden como una preocupación por su crecimiento personal. No van necesariamente por un problema o conflicto concreto, simplemente utilizan ese espacio para analizar ciertos aspectos de su vida y la mejor forma de llevarlos a cabo.

Comunicar una preocupación y expresarla en voz alta es muy buen primer paso para afrontarla. Si, además es a un especialista en la materia podremos hablar sin tapujos, decirle lo que pensamos y sentimos sin ser juzgados, atacados, menospreciados o incomprendidos. Sentiremos una escucha activa por parte del especialista.

Analizar la situación, estudiar las consecuencias, barajar las posibilidades nos ayuda a esclarecer lo que nos preocupa, nos ayuda a conocer y a conocernos  para poder elegir. Muchas veces, estamos tan inmersos en el problema que no somos capaces de ver más allá. Un buen psicólogo informa sobre la situación,  orienta sobre la búsqueda de soluciones, ofrece recursos y herramientas que están a tu alcance y quizás no seas capaz de ver en ese momento. Además de nuevas herramientas que incorporándolas a tu persona harán el camino más fácil.

A veces, tenemos clara cuál puede ser la solución pero nos da miedo llevarla a cabo. En este caso, el especialista, hace una labor de acompañamiento trabajando los aspectos que generen algún tipo de conflicto en la consecución del objetivo, reforzando los logros y anclando estrategias y actitudes que nos ayudan a afrontar el día a día. También realizamos intervenciones cuando la situación lo requiere y tratamiento en trastornos que lo demanden.

Como ya comenté anteriormente, no es necesario tener un problema concreto para acudir al psicólogo. Hay momentos en los que uno se siente desorientado en general, o tiene la necesidad de evolucionar más personalmente. Para esto también estamos nosotros.

Es importante tener en cuenta que,  al igual que, no con todas las personas tienes la misma relación, no con todos los profesionales te sentirás de la misma manera. Busca un profesional con el que te sientas cómodo. Es un espacio para ti, por lo que una buena alianza terapéutica te permitirá expresarte abiertamente. Si has tenido una mala experiencia no tiene por qué repetirse, así que no te rijas sólo por esa experiencia a la hora de decidirte.

Dicho todo esto, espero que no dudéis tanto a la hora de decidiros si acudir o no al psicólogo. Nuestro trabajo es mejorar el vuestro.